¿Puedo especializarme sin el MIR?

Aunque en España es difícil especializarse sin seguir el MIR, no te alarmes, porque todo

tiene solución. ¿Qué te parecería enrolarte en el ejército o especializarte en el país de

tus sueños?


Para qué nos vamos a engañar, en España es difícil conseguir una especialización sin

seguir la vía del MIR, a no ser que seas el «Doctor Extraño» del equipo de superhéroes

de Marvel y te valgas de hechizos y artes místicas.


Un poco de historia


El sistema MIR (médico interno residente) comenzó a implantarse en España en los años

60 del siglo XX en algunos hospitales que consideraron interesante replicar el ejemplo

del sistema estadounidense de aprender mientras trabajas. Fue en el año 1984 cuando

el Real-Decreto 127/1984 estableció el MIR como el único camino de especialización

para la obtención del título de médico especialista.


¿No te suena esto al refrán «Todos los caminos conducen a Roma»? Pues aquí es lo

mismo, pero al revés: es del MIR de donde parten todas las especialidades.


El examen MIR, que se convoca una vez al año, permite el acceso a una formación que

se garantiza mediante un contrato por el que el residente se compromete a la prestación

de servicios asistenciales durante cuatro o cinco años, pero recibiendo a cambio una

formación en la especialidad que ha elegido.


Como ves, nuestra regulación es muy clara al respecto y las opciones para especializarte

al margen del sistema MIR son ciertamente escasas, aunque algunas hay. Vamos a

repasarlas.


Medicina militar


Si has terminado la carrera y te seduce el ejército, la Escuela Militar de Sanidad —que

da acceso a la Escala de Oficiales del Cuerpo Militar de Sanidad— es una opción viable,

y se realiza a través del sistema de concurso oposición en el que es necesario superar

algunas pruebas, tanto de conocimientos como físicas.


Las especialidades que ofrece son bastantes y van desde anestesiología y reanimación

hasta medicina nuclear, pasando por oftalmología o pediatría. La peculiaridad de la

sanidad militar es que ofrece tres especializaciones exclusivas, que son la medicina

aeroespacial, la medicina subacuática y la telemedicina.


En cuanto a las oposiciones, si en ellas has obtenido plaza para medicina familiar y

comunitaria, empezarás directamente tu formación, pero si consigues plaza en algunas

de las otras especialidades, prestarás servicio en aquellas unidades, centros u

organismos que se designen de entre los que tengan plantilla asignada al Cuerpo Militar

de Sanidad; transcurrido un año, comenzarás la formación de la especialidad

complementaria en la Red Hospitalaria de la Defensa. Los centros universitarios de la

Defensa están adscritos a universidades públicas, de m odo que se rigen por la Ley

Orgánica 6/2001, de 21 de diciembre, de Universidades.


Como sanitario militar, tu labor será cuidar de la salud de los miembros de las Fuerzas

Armadas, y ello incluye las misiones en situaciones de crisis, tanto bélicas como

humanitarias. Es una opción interesante si te gusta la aventura, aunque debes estar muy

seguro, porque una vez conseguida tu especialidad te comprometes a trabajar en el

entorno militar al menos cuatro o cinco años, dependiendo de la disciplina que hayas

elegido. Pasado este tiempo podrás solicitar una compatibilidad o desvincularte del

ejército para ejercer en la medicina pública o privada como especialista.



Especializarte en el extranjero


La especialización en el extranjero se puede hacer de distintas formas; vamos a ver

algunas:

  • Autocandidatura: tú eliges la especialidad y el hospital donde quieres hacer la residencia y solicitas la plaza; es el caso de Alemania, por ejemplo. En algunos países tendrás que hacer un examen final tras acabar la especialización (Austria).

  • Periodo de rotaciones: en Australia, por ejemplo, tienes que hacer rotaciones por diferentes hospitales durante un año y después hacer la especialidad; se evalúa de forma continua a los residentes y al finalizar hay un examen.

  • Pruebas de acceso y exámenes: los candidatos tienen que superar unas pruebas para acceder a la especialización; es el caso de Italia, Francia, Portugal, Irlanda o Estados Unidos.

  • Ofertas de trabajo: la residencia se ofrece como un empleo más y no requiere examen; Suecia sigue este modelo.

  • Proceso de selección: se solicita la plaza a través de un sistema informático (Reino Unido).

En cuanto a la duración del periodo de especialización, se sitúa en una horquilla entre

cuatro y nueve años dependiendo de la materia y el país.


Para no aburrirte con los requerimientos específicos de cada país, te sugiero que visites

la página web del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina, donde puedes consultar

la hoja de ruta de diversos países si quieres seguir este camino.


Una vez que hayas conseguido tu especialidad en el extranjero tienes que homologarla

en España para poder ejercer, y para ello deberás seguir las instrucciones del Ministerio

de Sanidad al respecto. En este sentido, las especificaciones son diferentes dependiendo

de si se trata de una especialidad obtenida en un país comunitario o extracomunitario.


Mientras te decides


Como habrás comprobado, la especialización fuera de la vía MIR es bastante restringida,

así que mientras decides si presentarte al MIR en España o completar tu formación en

la sanidad militar o en el extranjero, puedes empezar a trabajar solo con tu título de

medicina.


Estas son algunas de las opciones:

  • Centros médicos privados como médico general.

  • Centros de reconocimientos médicos.

  • Residencias de ancianos.

  • ONG.

  • Guardias en centros privados.

  • Médico en acontecimientos deportivos, eventos, etc.

  • Médico de empresa.

  • Etc.

Y si tienes ganas de aventura, una excelente opción es trabajar en el extranjero, con el

valor añadido de que aprenderás o perfeccionarás otro idioma.


Si has hecho o estás haciendo el MIR y no conoces la variedad de alternativas entre las que te mueves a partir de ahora, este artículo te puede interesar. Además si te encantaría hacer algo que integre la ciencia y letras, aquí tienes el resultado, la redacción médica.



Enlaces de interés



SPO.1975.112021

RES.0112.072021