Superespecialización en neumología: ¿cómo lo consigo?

Unidad de Asma, Unidad del Sueño, Neumología Intervencionista… son algunas de las unidades específicas que se encuentran en los hospitales. ¿Cómo se consigue trabajar en ellas? ¿Qué hay que hacer para ser un superespecialista en neumología?


La neumología general es tan apasionante como necesaria, pero los progresos científicos y tecnológicos hacen que sea imposible saberlo todo. Por eso y porque seguro que hay algún área que te interese más que las otras surge la superespecialización. En este artículo te contamos lo que es y cómo convertirte en un superespecialista en neumología.


Superespecialidades, subespecialidades y áreas de capacitación específica: ¡Vaya lío!


En realidad, no lo es tanto: los tres términos significan lo mismo y se refieren al «conjunto de conocimientos, habilidades y actitudes añadidos en profundidad o en extensión a los propios de la formación como médico especialista». El término área de capacitación específica (ACE) es el que se usa oficialmente en España, mientras que en la normativa oficial de la Unión Europea se llaman subespecialidades. Por último, hay quienes prefieren darle mayor preeminencia que a la especialidad y las llama superespecialidades.


Una vez aclarados los conceptos, vamos a ver cómo puedes llegar a subespecializarte.


¿Cómo me subespecializo en neumología?


Supongamos que, dentro de la neumología, te apasionan los trastornos respiratorios del sueño. Te encantaría dedicarte a ello: ¿qué tienes que hacer?


Lo primero que debes saber es que, hoy por hoy, no existe reconocimiento oficial ni programas de formación reglada de subespecialidades. El Real Decreto que regula las áreas de capacitación específica está todavía en proceso y, una vez que se apruebe, aún quedará un largo camino: habrá que definir qué áreas de la neumología pasan a ser subespecialidades y el programa formativo para acceder a ellas (contenidos y duración), entre otros aspectos prácticos. En esto, las sociedades científicas (como la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica) tendrán un papel importante.


No obstante, la realidad actual es que los Servicios de Neumología de los hospitales poseen unidades en las que trabajan médicos con conocimientos muy específicos, es decir, verdaderos subespecialistas, aunque no posean un título formal. Algunas de las áreas específicas presentes en muchos hospitales son las siguientes:

  • Trastornos respiratorios del sueño

  • Cuidados intermedios respiratorios

  • Ventilación mecánica no invasiva

  • Broncoscopias y neumología intervencionista

  • Asma

  • Patologías intersticiales

  • Pruebas funcionales respiratorias

  • Tabaquismo

  • Hipertensión pulmonar

  • Cáncer de pulmón

¿Y cómo consigue un médico ejercer como subespecialista si no existe una vía formal para hacerlo? La respuesta no es única, ya que cada área de conocimiento y cada centro sanitario tendrá sus peculiaridades, pero algunas formas son:

  • Hacer cursos. Las sociedades científicas, universidades y empresas privadas de formación ofertan cursos y másteres sobre áreas muy específicas que te permitirán subespecializarte.

  • Solicitar rotaciones en hospitales que tengan servicios relacionados con tu área de interés. En este sentido, como las subespecialidades no son oficiales, no existe un ranking de cuál es el mejor lugar para aprender una subespecialidad concreta. Sin embargo, por si te sirve de ayuda, el Índice de Excelencia Hospitalaria (IEH) 2019, elaborado mediante encuestas a unos 2000 profesionales de la salud, clasifica los tres mejores hospitales de España en neumología en el siguiente orden: 1) Hospital Clinic de Barcelona; 2) Fundación Jiménez Díaz; 3) Hospital Vall D'Hebron.

  • Formarte en el extranjero. En la mayoría de los países de Europa y en Estados Unidos existe un sistema bien establecido de subespecialización. Esto te permitirá después avalar tu experiencia para trabajar en esa área en España, aunque no tendrás un título homologado (es uno de los temas que se espera que también se solucionen en el futuro).

Estas formas no son excluyentes, más bien se complementan. En la práctica, es frecuente que el propio servicio vaya determinando sus necesidades e instando a sus neumólogos a adquirir conocimientos en las áreas para las que necesita profesionales subespecializados. Es un proceso que suele hacerse al mismo tiempo que se ejerce. No siempre te facilitan la formación, así que te tocará ser autodidacta…


Ten en cuenta también que el Real Decreto del que hemos hablado contempla una vía alternativa para lograr la titulación del área de capacitación específica. Podrán obtenerla los profesionales que demuestren llevar ejerciendo las funciones de esa ACE concreta al menos 5 de los 7 años anteriores a que entre en vigor la norma que la regule. En la práctica, esto quiere decir que todo lo que ejerzas ahora de subespecialista no caerá en saco roto cuando por fin se regularicen las vías oficiales. Así que, ¿a qué esperas para elegir tu área de subespecialización?


Enlaces de interés




SPO.1975.112021

RES.0151.102021